Conectarse

Recuperar mi contraseña

____________________________
Estacion: Verano
Institutos: De Vacaciones
____________________________
Elite
Últimos temas
» Ficha de Neaya
Miér Ene 02, 2013 9:54 pm por Neaya

» Himitsu no pettoakademi [Elite]
Miér Ene 02, 2013 5:14 pm por Invitado

» Aviso de Code Geass: Endless Dark
Mar Dic 11, 2012 4:42 pm por Invitado

» Anime Rol [Élite] Reapertura
Jue Oct 25, 2012 9:30 pm por Invitado

» Humanoid City {Recién Nacido - Elite}
Jue Sep 13, 2012 2:17 pm por Invitado

» Yu Yu Hakusho Rol {Élite]
Miér Sep 12, 2012 9:59 pm por Invitado

» Black Rose Dimension [Elite]
Sáb Sep 01, 2012 6:53 pm por Invitado

» XXXWorld [Élite]
Miér Ago 29, 2012 1:22 am por Invitado

» Fairy Tail Sekai { Nuevo Foro - Recien Abierto } { Normal }
Sáb Ago 18, 2012 1:48 pm por Invitado

Créditos
Creative Commons License
St. Lucia & St. Marcus Academy by Angeline Durless & Chrome Astarte is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at st-lucia.foroes.org.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://st-lucia.foroes.org/.

Purple Rose /restaurant

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Purple Rose /restaurant

Mensaje por Lord Asriel el Miér Dic 28, 2011 2:09 pm

El sonido de la risa de los comensales que era interrumpido por aplausos ocasionales, para el esplendido cuarteto de cuerdas que amenizaba el lugar es siempre lo primero que uno puede notar cuando se acerca a este esplendido restaurante.

Tanta elegancia sin duda era justificada solo cerca de la academia, pues este es sin duda un lugar para que los asistentes a la escuela puedan compartir sus conocimientos de etiqueta entre ellos y aquellos que les visitan.

Y ahí en una mesa ubicada en los balcones que tenia vista hacia la academia, ya estaba esperando mientra degustaba un poco de vino el mismo Alexander Asriel Lanuit que había hecho esa reservación hace más de un mes.

Un traje negro y una camisa blanca sin corbata le vestían, su cabello perfectamente cepillado y pulcra mente recogido en una cola de caballo miraban la luna, mientras tanto su mente solo podía pensar en ella, sí en ella y que en por primera vez no tenia nada planeado, ni dobles intenciones, ninguna nueva lección ni nada que demostrar y se dio cuenta que por primera vez en mucho tiempo hacia algo solo por placer de hacerlo, el placer de estar en su compañía en condiciones iguales y esa idea por un momento le fascino sobremanera

Lord Asriel
○ Joker Rank ○
○ Joker Rank ○

Mensajes : 95
Euros : 119
Fecha de inscripción : 01/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Purple Rose /restaurant

Mensaje por Dinah Lune el Lun Ene 02, 2012 6:18 am

Aquella noche entró por la puerta del frente a un sitio al que no esperaba entrar sola. En ocasiones, desde que comenzó sus estudios en la academia de la cual recientemente se había graduado con honores, había salido a comer alguna que otra vez. A veces sola, a veces con amigas o amigos. Alguna vez, quizás, habría algún pretendiente oculto en alguno de los pequeños cafés y restaurantes que habría visitado. Pero ella era tan despistada que no se habría dado cuenta. Seguramente habría sido así a causa de que no se consideraba atractiva ni bonita.

A veces se miraba al espejo, como una adolescente que era, y se dirigía sonrisas y expresiones de coqueta alegría a su reflejo. Se veía a sí misma, joven, radiante, atractiva y seductora, mas sabía que sólo era su percepción se aquel reflejo. No era la chica que todos veían en ella a diario, sobre todo porque ella actuaba de manera distinta. Ella era solitaria, seria, amable y educada cuando debía serlo... pero hacía tanto tiempo que sentía una barrera invisible entre ella y el mundo, que evitaba ser demasiado sociable para no engañarse así misma. El ahora estar al servicio de alguien, el ser útil para algo, le daba confianza. Y era esta confianza lo que la hacía llamativa ahora.

Había tenido que desenpolvar su guardarropa común. La ropa casual, deportiva, la de calle... todo aquello tenía algunos meses sin ser usado. Cada prenda estaba cuidadosamente guardada y en perfecto estado, casi cual si fuese nueva. Al abrir la sección del armario donde tenía colgadas las prendas más elegantes, se dió cuenta de que era un poco más amplia de lo que esperaba. Tenía un par de vestidos elegantes, algunos trajes de oficina y un par de trajes de falda o pantalón para eventos importantes.

Eligió un vestido largo, lo más sencillo posible. Era de un color turquesa con algunos pequeños trazos de un sutil estampado en líneas que iban en tonos progresivamente más oscuros hasta el negro, cual si simulasen el paso del viento sobre la hierba crecida del color de su vestido, alrededor de su torso. El torso de tal prenda dejaba al descubierto los hombros y el cuello, ajustándose a su atlética y torneada figura cual si fuese un delicado guante de seda. Se sonrojó un poco al dejar de mirar su reflejo, quedando por fin contenta con un peinado que recogía su cabello lejos de su rostro y progresivamente le dejaba caer sobre su cuello, hombros y espalda cual si fuera una suave cascada. Dos aretes con forma de gotas de agua colgaban de sus orejas, resplandeciendo en un efecto tornasol causado por el pulido acabado que tenían en la superficie, confundiendo tonos de azul y verde cual si fueran dos pequeños estanques. Una simple gargantilla de terciopelo oscuro cubría elegantemente una pequeña porción de su cuello, llevando al centro una pequeña efigie de un gato negro sentado en una pose ligeramente altiva.

Para finalizar su arreglo, un poco de un fresco perfuma con aroma de lima y nardo, matizado con un suave toque de lavanda, aplicado con cuidado en las muñecas, cuello y un poco en la base de la clavícula. Su maquillaje era discreto, aunque brindaba luz a su rostro. Tonos discretos de verdes y azules pastel, con los ojos cuidadosamente delineados en negro y un suave brillo en los labios. Sin rubor, un rostro casi tan suave como porcelana y de un tono sereno.

De no haber sido por la confianza con la que se movía sin darse cuenta, o del ligero rubor que la pena y los nervios le imprimían a su rostro al sentir que iba ligeramente desnuda en su elegante atuendo, nadie le habría notado.

Pero ahora que buscaba una mesa con atenta y amable curiosidad, más de uno de los comensales le habría confundido por alumna del St. Lucía. Varios caballero, además del personal del restaurante, se ofrecieron a ayudarle a encontrar su mesa. Le tomó un instante el sentirse asfixiada por la atención de tantas personas sobre ella, en el que volvió la vista y logró divisarle. Allí, tranquilamente sentado en su mesa, en un arreglo pulcro, sencillo y al mismo tiempo elegante. Todo un caballero, quizás algo más informal de lo requerido para el sitio en el que se encontraba, mas no por ello demeritaba su apariencia en general.

Con educadas excusas agradeció la ayuda que le habrían ofrecido, dirigiéndose a la mesa de Alex. Sin darse cuenta, las expresiones variadas de desilución, tristeza, envidia, orgullo herido y quizás alguna de enojo se posaron en Alex, cual si le hiciesen objeto y causa de tan negativas expresiones, cual si por algún inesperado azar les hubiese robado algún precioso tesoro recién hallado.

Se sentó con cuidado a la mesa, sintiéndose incómoda por la naturalidad que se esperaría existiera ahora entre ellos. Esto era para ella como un sueño, algo irreal. Ella sabía bien que la cena terminaría en algún momento y ella volvería a ser solamente una Maid. Lo cual no le molestaba. Solamente se sentía inquieta por lo que su mente consideraba un intento por engañarle. ¿Cuál es el objeto de hacer que te vistas de esta manera en su presencia, ante la mirada del mundo, cuando al final del día eres su Maid, cuando sin importar cuán caro y elegante sea tu vestido o el chal que usas sobre los hombros, o el maquillaje sobre tu rostro, eres Dinah, alguien destinada a servirle a él y a su familia?... él debería saber que no hay nada en el mundo que cambie la naturaleza de las cosas y que cada quien es lo que es y como es por que algo debe aprender de ello....

Detuvo su incesante tren de pensamiento y su angustia. Detuvo su inquietud, su respiración y casi hasta el latir de u corazón. Cerró los ojos e hizo una brevísima pausa. tomó aire y con ello el control de sí misma. "Buenas Noches. Espero no lleve mucho tiempo esperando."

De este modo le saludó con elegancia y cortesía, en un tono amable y sereno. Sonrió ligeramente con educación, tomando el asiento que el mesero le tenía preparado y le agradeció cortésmente que le acercase la silla a la mesa cuando se hubo sentado. Eligió del menú un plato sencillo y no muy costoso, algo que ella hubiese podidi costear por su cuenta, y esperó a que Alex tomase su orden. Le observó en silencio, dejándose puestos los guantes de satín que había elegido usar para aquella ocasión.

Había tenido sus dudas, habría querido convencer a alguna chica del St. Lucía para que fuese en su lugar.... pero habría sido tanto como engañar a su Amo, y él no esperaba tal traición. Si lo que él deseaba era hacerle actuar para él como señorita de alta sociedad, ella simplemente lo haría. Sería lo que él necesitara... se lo había prometido a sí misma. Los deseos y voluntad de él estaban por encima de los de ella, y así debía ser, por eso ella estaba para servirle. Y si era necesario que el mundo le enseñase que cada persona y cosa tenían su lugar, ella debía permitirle aprender del modo que él eligiera, acompañándole siempre, brindándole apoyo, consuelo y aliento.


Última edición por Dinah Lune el Miér Ene 04, 2012 11:31 pm, editado 2 veces

Dinah Lune
✾ A Rank Maid ✾
✾ A Rank Maid ✾

Mensajes : 362
Euros : 127
Fecha de inscripción : 30/11/2011
Edad : 22
Localizacion : Mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Purple Rose /restaurant

Mensaje por Lord Asriel el Vie Ene 06, 2012 7:05 pm

El patricio le miro con un aire de asombro que trataba de exagerar no porque no lo estuviera, por un momento pudo imaginarse junto a Dinah felices gobernando el imperio comercial de la familia Lanuit; mientras ocultaba un guante blanco de caballero en su saco, ¿había tenido otro acompañante ese día que descuidadamente lo había olvidado acaso?.

Por primera vez sus ojos no buscaron refugio en las pupilas de la maid, parecía más arrogante y desinteresado, este era un Alex diferente que se comportaba como un alto mandatario.

-Señorita Luneh, descuide esperara a una mujer tan hermosa es apenas un placer, antes tuve que atender un negocio que se prolongo un poco más de la cuenta, le pido un disculpa, me hace muy feliz saber que Dinah-chan cumplió tan bien su tarea y pudo hacerla venir a usted; je, que haya podido a acompañarme es para mi un honor. Aunque ahora que es mi prometida quizá deba llamarte Dinah, ¿no lo crees?- Mientras pronuncio esta última oración su voz había sido casi un grito para dispersar la atención que otros caballeros le prodigaban a la joven que estaba sentada en su mesa. Y aunque pudo ser vergonzoso para ella si no lo hubiera hecho abría dudado que este hombre era el mismo Axel que conocía, era tan frio y correcto que parecía simplemente no tener emociones.

Alex sonrío de pronto como un niño travieso, y dijo, en voz muy baja, -te vez preciosa, dinah-chan aun más de lo que te imaginas, perdona esta charada, pero quiero que entiendas que no quiero eso para nosotros ni para mi, por favor trátame hoy como iguales siempre que no estemos en la academia-


Lord Asriel
○ Joker Rank ○
○ Joker Rank ○

Mensajes : 95
Euros : 119
Fecha de inscripción : 01/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Purple Rose /restaurant

Mensaje por Dinah Lune el Miér Ene 11, 2012 3:05 am

Dinah se ruborizó cuando Alex subió la voz y la llamó "su prometida". Pero que se ha creído!!!... si ni siquiera respondí!!!.... y ahora se lo ha tomado en serio... debería detenerlo???.

Y cuando él le pidió le tratase como iguales cuando estuviesen fuera de la academia... simplemente no pudo negarse. Si eso es lo que mi Amo quiere, actuaré así. Supongo no tengo más opción -si lo que quiero es realmente servirle- que actuar para él como él quiera que lo haga... Después de todo, para eso es que estamos las Maids y los Butlers...

Dinah simplemente agachó su cabeeza, exhaló sutilmente en señal de derrota y levantó su rostro hacia el de Alex con una gentil sonrisa. Si Alex-sama así lo quiere, así será.

Si hubiese un solo razgo, alguna pequeña señal de desacuerdo -y si Alex pudiese notarlo- ésta sería la mirada de Dinah. En apariencia todo su ser era complacencia, mas no podía negarse en lo profundo de sus verdes ojos que había una llama de convicción, de lo que es correcto y lo que no. Para algunos sería una tontería que la chica no aceptase de buena gana y por pura conveniencia las debilidades de su Amo y las usara para su propio beneficio. Pero ella había sido criada en donde cosas como el dinero o la posición social son lo menos importante. Para ella, la intención lo es todo -o casi todo- y ella no piensa hacerle daño a Alex ni aprovecharse de sus defectos, debilidades o errores. Ella realmente quiere ayudarle, aunque no tenga precisamente la posición para hacerlo.

Ella tendría que intentarlo de algún modo...

Y mientras lo hiciera, tendría que jugar aquel peligroso juego en el que estaba de por medio su inocente corazón. Durante sus estudios, nunca tuvo tiempo u oportunidad para los chicos, y aunque su corazón rebosaba de alegría, entusiasmo y amor, también tenía una determinación y convicción igual de fuertes -o al menos, al lado de Alex, aquello se pondría a prueba, tal y como era ahora, tentándola a olvidar su lugar y su función-

Aunque definitivamente el ambiente elegante y formal ayudaban a Dinah a mantenerse en contexto, pues era aquel lujo y exceso lo que le incomodaba, cual si fuese algo negativo para ella.

El dinero, las apariencias, todo este delicado e intricado sistema del comportamiento de las personas con dinero y posición. A pesar de estudiarlo a diario, no le encuentro lo agradable. Es forzar a las personas a actuar en un papel -aunque con un sentido- pero es un destino que no se elige, es un destino que elige a quien lo lleva...

Miró a Alex de nuevo, tomó aire y lentamente suspiró. Creía entender el porqué Alex quería escapar de todo aquello. Pero también sentía que él no conocía bien el mundo que quería dejar, ni las razones por las cuales él tenía una oportunidad de abrazar su destino, o las consecuencias de envolver a otros en su revolución -si es que Dinah estaba en lo cierto al sospechar de aquella cosa de "El Ruiseñor del Emperador"-

Dinah tenía buena memoria y recordaba el cuento. Aquel que su madre le leyera durante tantas noches mientras era pequeña.

Quizás sólo la experiencia le enseñe lo que está a punto de desatar... y yo debo estar a su lado, para lo que él necesite.

Había una mezcla de compasión, tristeza y algo de dolor en la mirada de Dinah, pero supo esconderlo. Llevaba tanto tiempo sola, recluída en su pequeña burbuja de privacidad, que había aprendido bien a ocultar sus sentimientos. Si bien, no de manera absoluta...

Sólo quienes estuvieran verdaderamente interesados en ella y le conocieran bien lo notarían... y sabrían que era mejor no cuestionarle al respecto. Dinah era una chica con una mentalidad propia y de una fuerte voluntad. No se rendía fácilmente o sin alguna buena razón. Y tampoco era sencillo hacerle cambiar de parecer.

Quizás su destino era abrazar aquella causa perdida... o tomar aquel camino de ser y no ser que era tan peligroso. Pero debía probarse a sí misma que ella estaba hecha para salir avante en aquel papel en el que se encontraba. Y quizás -con tiempo- conocer y comprender mejor a Alex. Definitivamente, había algo en él que comenzaba a hacerle preocuparse por su bienestar -mas no debía pensar mucho en ello o corría el riesgo de confundirese-.

Las cosas son lo que son, a veces simplemente por ser, se decía a si misma en la privacidad de su mente cada que dudaba en si veía a Alex como su Amo o como algo más. Y todo tiene su lugar... por alguna muy buena razón, aunque sea desconocida. Además, qué méritos podrías haber hecho para tener tal lugar? Muy probablemente, ninguno, ya que todo tu esfuerzo va en otra dirección. Asintió para sí misma. Ni siquiera te conoce ni le conoces. Y muy probablemente tu instinto está en lo cierto al pensar que esto es apresurado y quizás parte de algo que ni siquiera tiene que ver contigo o con ninguna clase de afecto entre ustedes.

El mesero les trajo su orden a cada cual y Dinah comenzó a comer despacio, saboreando la comida y tratando al mismo tiempo de distraerse de sus propios pensamientos, y de distraer la atención de Alex sobre ellos... y sobre ella misma.

Dinah Lune
✾ A Rank Maid ✾
✾ A Rank Maid ✾

Mensajes : 362
Euros : 127
Fecha de inscripción : 30/11/2011
Edad : 22
Localizacion : Mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Purple Rose /restaurant

Mensaje por Lord Asriel el Mar Ene 17, 2012 2:21 pm

EL joven sibarita se detuvo un poco y dijo: -Hace tiempo yo era como tu, ganando mi día con trabajo duro en las calles, como un simple artista callejero, creía que mi libertad lo era absolutamente todo y dentro de mi utópico egoísmo solo podía pensar que tan altos ideales eran lo verdadera mente importante.-

Su mente se transporto a otro tiempo no tan distante pero sin duda con alguien que no era el mismo como protagonista y tras acariciar suavemente el cabello de Dinah continuo su relato

-Después de años de vagar sin rumbo en pos de la libertad mi padre me busco y lejos de lo que esperaba solo me miro y dijo -no me importa que hagas con tu vida, si eres basura solo selo y desaparece de mi vista, pero antes quiero que conozcas a la gente que dependerá de ti-. Su limusina suntuosa me asqueaba, lo hizo mas cuando entramos a un barrio pobre al llegar simplemente me ordeno: no bajes solo mira y cállate; el bajo y al instante la gente se acerco a el y de manera inexplicable comenzaron a agradecerle, mujeres y niños desgarbados, no su visita, sino la apertura de la nueva planta de la empresa cerca de ahí y que había empleado a mucho de los hombres del lugar, hombres que habían quedado desempleados hace ya un buen tiempo y que no tenían forma de mantener o cuidar a sus familias, después de un rato regreso y me dijo, la caridad es menos preciar a los demás y eso si es imperdonable, cada uno es unico y dueño de sí y debes aprovechar la fuerza de cada persona y permitirle que siga su propio camino, por eso cuando diriges una empresa no estas solo haciendo dinero estas sustentando la vida de miles de familias y los sueños de cada uno. ¿Puedes dejar de ser un maldito egoísta malcriado y responder a aquellos que te necesitan?-

Alex hizo un silencio de verdad creía que toda esta responsabilidad se situaba sobre sus hombros y la había aceptado cabalmente. Finalmente sacudió su cabeza y recupero su semblante calmo al contemplar la bellesa de su acompañante y con una voz suave le dijo: -Señorita Luneh, eres mi igual y tu tienes aun mas responsabilidades que yo. tu debes cuidar al que cuida de todos en la Familia Lanuit- finalmente se levanto y se acerco a ella -¿le gustaría bailar conmigo?-


Lord Asriel
○ Joker Rank ○
○ Joker Rank ○

Mensajes : 95
Euros : 119
Fecha de inscripción : 01/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Purple Rose /restaurant

Mensaje por Dinah Lune el Mar Ene 17, 2012 6:41 pm

De nuevo, Alex estaba equivocado. Fuera quizás de una condición humana, no había más maneras de considerarles iguales.

Dinah, hija se la servidumbre de alguna familia acaudalada... Maid de Alex. Y Alex, heredero y cabeza de la Familia Lanuit, un chico adinerado, nacido en una familia rica y con posición.... ambos no podían haber sido más distintos.

Y tanto el relato de Alex como la presencia de Dinah aquí misno, en este mismo momento, eran mentiras, ilusiones. Alex seguramente huyó de casa para cambiar su destino, y Dinah ahora actuaba para Alex, que quería también cambiar el destino de ella.

Quizás, si se hubiesen conocido bajo otras circunstancias...

Pero eso también era una ilusión. No había poder en el mundo que realmente pudiese reunirles como Alex deseaba. Lo punico que podrían tener, eran instantes como éste... breves momentos en los que podían actuar e intenar creer que su situación era distinta.

Aunque sólo fueran pequeños engaños, se sentía bien. Era lindo el no sentirse atado a barreras que impedían realizas cosas. Pero al final, siempre eran sólo eso, instantes de un destino que nunca alcanzarían.

Dinah no deseaba riquezas ni posición, mucho menos la responsabilidad de tantas personas a su cargo. Ya bastante tenía con cuidar de Alex.

Sonrió al pensar en ello. Alex podía ser un Amo difícil de cuidar, pero sin duda era un chico de buen corazón. A pesar de todo, ella estaba contenta de servirle. Le miró con dulzura, tratando de evitar pensar en la falta de conocimiento y experiencia que tenía en cuanto al baile.

Aunque la familia de Dinah era alegre y se les daba bien el bailar... Dinah siempre fué una inquieta exploradora, alguien que ansiaba viajar e ir más allá de donde su vista le permitía llegar. Así que tuvo poco tiempo para el baile y algunas otras cosas más femeninas.

En un acuerdo silencioso, casi de complicidad, ella Y Alex no necesitaron decirse nada para levantarse de la mesa a bailar. Él la guió con sutil destreza y ella se limitó a seguirle. No bailaron al compás de la música, sino al ritmo de algo más que sólo ellos parecían escuchar.

Por un momento el mundo alrededor de ellos dejó de existir y sólo había dos personas en un lento compás, mirándose uno al otro.

El baile duró lo que dura un suspiro, y Dinah regresó hacia la mesa. Decidió que esto sería sólo un sueño, fragmentos de un sueño que le regalaría a Alex, cual si fueren ellos personas nacidas bajo otras circunstancias... cual si por su amable naturaleza ella sintiera que se lo debía.

Quizás era un modo de justificarse el brincarse las reglas que había decidido seguir antes de conocerle... quizás sólo era un modo de no pensar en lo que sentía o podría llegar a sentir por él. Le miró de nuevo, esta vez para preguntarle algo.

Ahora está satisfecho?

Dinah Lune
✾ A Rank Maid ✾
✾ A Rank Maid ✾

Mensajes : 362
Euros : 127
Fecha de inscripción : 30/11/2011
Edad : 22
Localizacion : Mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Purple Rose /restaurant

Mensaje por Lord Asriel el Lun Ene 23, 2012 2:51 pm

Axel sonrió con un poco de malicia y dijo con tan pronto como pudo y de esa manera tan honesta hasta cínica que solo el podía

-Complacido sí, satisfecho de ti no, quizá nunca lo este- y sin más le guío sin soltar su mano al balcón donde estaba su mesa, si embargo la iluminación había cambiado ahora solo unas cuantas velas iluminaban ese rincón del mundo, contrastando la belleza de la academia Sta. Lucia que se veía plenamente desde ese lugar. Las largas cortinas carmesí que podían usarse para aislar ese balcón del resto del restaurante, habían sido bajadas, por lo que el tuvo que levantar una de ellas con una mano para que pudieran pasar momentos antes, como si entraran a un escenario sin espectadores.

Dinah se dio cuenta, nuevamente estaban complemente solos pero a la vez cerca de demasiada gente, pero no importaba demasiado ahora, uno de los brazos de alex la halaba lentamente hacia el. Su ojos se clavaron en los de la joven y acerco su rostro tanto que sus labios rosaron su frente y no se detuvieron hasta descansar en su oído, que acariciaban suavemente con el tacto del pétalo de una rosa, mientras en un tono de voz muy bajo le susurraba:

-Perdóname por testo Dinah-chan pero hoy no puedo hacer de cuenta que no se lo que de verdad quiero, voy a dejare me de simulaciones y devaneos y seré completamente honesto, esta noche quiero y voy a besarte- mientras detenía la barbilla de la Chica de manera gentil pero firme, y sin previo aviso comenzó a besar lentamente su cuello y su mejilla y de manera muy gentil y cálida acaricio sus labios con los propios, haciéndolo con cuidado de que apneas se tocaran los unos a los otros como si una fuerza casi magica le impidiera hacerlo. ¿Sería culpa o que de verdad quería conquistarle? en su mente se dijo ¡que estúpidas promesas!

Lord Asriel
○ Joker Rank ○
○ Joker Rank ○

Mensajes : 95
Euros : 119
Fecha de inscripción : 01/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Purple Rose /restaurant

Mensaje por Dinah Lune el Lun Ene 23, 2012 6:06 pm

Dinah quedó paralizada mientras Alex hacía su voluntad. No sólo la detenía la promesa que se había hecho a sí misma de actuar para Alex de modo que pudiese cumplir sus deseos.... sino que ahora, en esta sutil e inesperada intimidad, la gentileza con la que él parecía querer seducirle era como de ficción.

Dinah había pasado mucho de su escaso tiempo libre leyendo. Y lo que ahora sucedía era tan romántico, tan especial... que parecía sacado de una novela y representado para ella.

Se sintió honrada cual si le hubiesen mirado como a una persona en alguna posición elevada. Y ella se sentía tan humilde, tan poca cosa... tan indigna de tanta atención, que se ruborizó profundamente.

No pudo más que mirar la silueta de Alex en la suave penumbra iluminada por las débiles flamas de las velas, mientras que, imposibilitada para siquiera moverse debido a la fuerza de su sorpresa, era silenciosa testigo y víctima de las acciones de su Amo. Su corazón palpitaba con fuerza, amenazando con huir de su pecho, el cuerpo entero le temblaba de nervios y expectativa...

Pero cuando los labios de Alex rozaron los suyos, no pudo contenerse. Evitó responder efusivamente a aquel suave y sutil beso, pero no logró detener a sus labios de rozar los de él ligeramente, en un ligero gesto de aceptación. Con un esfuerzo casi sobrehumano logró recobrar el control sobre sí misma. Y si bien no dejó de temblar, de apartó un paso de él.

En su mente reinaba la confudión y un temor desconocido. Ahora sabía que deseaba buscarle, abrazarle y seguir con aquello que parecía haber comenzado a suceder.... pero por otro lado, temía romper las reglas, fallar en su labor... y más que nada... temía equivocarse, entregar su corazón a una quimera, a algo que bien no podría tener jamás.

Llevó sus dedos a sus labios, acariciándolos inconscientemente, cual si al hacer esto quisiera comprobarse a sí misma si había besado o no a Alex...

La razón dió paso a una ligera calma. Por más que quisiera huir de Alex, no podría hacerlo. No sería bien visto. Caminó hacia el balcón y apoyó sus manos sobre 'el, mirando hacia la academia St. Lucía. Por un instante se preguntó qué habría pasado si el destino le hubiese colocado allí, en vez de donde estaba.

"Seguramente extrañaría el destino que he elegido" se dijo a sí misma en voz baja.

Su mente le recordó que Alex estaba aún ahí. Ella se volvió para mirarle, apenada. "Lo siento... no debí... perdóneme por favor" se cuidó bien de no llamarle ni por su nombre ni por su título, para evitar ofenderle más. Aunque no pudo evitar seguir hablándole de Usted, por respeto. Aunque sabía que si se dejaba llevar podría tratarle como a un igual, sabía bien que ella no debía hacerlo... o de lo contrario podría terminar perdida en esos ojos oscuros, llenos de misterio, que le atraían con fuerza.

Dinah Lune
✾ A Rank Maid ✾
✾ A Rank Maid ✾

Mensajes : 362
Euros : 127
Fecha de inscripción : 30/11/2011
Edad : 22
Localizacion : Mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Purple Rose /restaurant

Mensaje por Lord Asriel el Lun Ene 30, 2012 9:12 pm

Alex sonrió con una malicia retorcida y mirada, que de forma demoníaca se posaba sobre su maid.

Y sin pedir permiso le abrazo de nuevo de forma posesiva pero sin tener que usar una fuerza que pudiera lastimare o forzarle, y con su sutileza acostumbrada susurro solo para ella -Se quien eres y hace mucho te extraño-

y no dijo más.

Lord Asriel
○ Joker Rank ○
○ Joker Rank ○

Mensajes : 95
Euros : 119
Fecha de inscripción : 01/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Purple Rose /restaurant

Mensaje por Dinah Lune el Lun Ene 30, 2012 11:41 pm

Dinah comenzaba a familiarizarse con la sensación de no entender los motivos de Alex ni la misteriosa falta de sentido en lo que decía. Suspiró pensando en que no era posible que Alex le conociera. Ella no le había visto nunca antes de firmar su contrato y convertirse en su Maid. Seguramente le estaría confundiendo con alguien más... quizás alguien a quien no hubiese logrado olvidar...

Y aunque aquella era una posibilidad, ahora le molestaba. Era tan constante la atención de Alex y su necesidad de ella, que la sola idea de que él pensara en alguien más le resultaba... motivo de celos.

Deben ser celos profesionales... sí, sólo eso. Es natural que una Maid se acotumbre a la atención de su Amo, ya que pasan mucho tiempo juntos. Ahora, sólo debo tener cuidado de que no pase a mayores...

Inconscientemente, Dinah se volvió hacia Alex y le abrazó. Le pareció lo más natural del mundo. Mientras dejaba descansar la barbilla de él sobre su hombro, una sensación de leve alegría y satisfacción le llenó. Se sentía cual si estuviese haciendo algo que era correcto, aunque un rincón de su mente le gritaba que no lo hiciera. Podía sentir una especie de alegre y cálido alivio por parte de Alex... o quizás era algo que provenía de ella misma. Sin detenerse a pensarlo, sólo permaneció así, susurrándole al oído:

-Lo sé.- Dinah no supo decir de dónde le vino a la mente decir eso, pero tenía la inexplicable certeza de que eso debía ocurrir de ese modo. Miró por encima del hombro de Alex y aspiró su aroma. Era dulce... y le traía un recuerdo del pasado... un recuerdo que no volvería jamás.

Era un día de primavera. Una niña pequeña descansabe dormida en los brazos de un hombre mucho mayor que ella que la miraba con una ternura y amor infinitos... alguien que habría dado la vida por ella, y por verle feliz. En la piel de aquel hombre, de manera natural, se desprendía el mismo dulce aroma que Dinah ahora aspiraba. Abrió los ojos, miró en aquellas profundas lagunas negras de las pupilas de su Amo... y sin pensarlo dos veces, en silencio... le besó.


Dinah Lune
✾ A Rank Maid ✾
✾ A Rank Maid ✾

Mensajes : 362
Euros : 127
Fecha de inscripción : 30/11/2011
Edad : 22
Localizacion : Mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Purple Rose /restaurant

Mensaje por Lord Asriel el Miér Feb 01, 2012 7:29 pm

Un beso cariñoso pero no por eso poco intenso, Alex sonrió un verdadera alegría y no pudo evitar sonrojarse un poco, no dijo nada solo abrazo con delicadeza a Dinah y susurro en oído

-Antes que todo y después de todo quiero que siempre sepas que soy y seré tu amigo-

Alex estaba seguro que ella era la chica de la que se había enamorado hace un tiempo en sus viajes por Europa, pero no iba a presionar más, simplemente estaba feliz y en silencio disfrutaba poder tenerle así de cerca en un lugar del mundo tan apartado que nada más existía ni importaba.

Simplemente era felíz, y se saciaba de Dinah, de su aroma, de su tacto del sonido acelerado de su corazón, pensó que ojala ese instante no se terminara nunca, pero sabia que todo tenia que terminar y eso le presiono el pecho

¿como puedo convencerte de que si podemos estar juntos?¿como romper todos los paradigmas que han sembrado en tí? ¿como hacerte saber que estaría más que honrado de tenerte a mi lado?

Su largo cabello negro tejido por la noche misma corría como un rió sobre el cuerpo de Dinah y escondían como una nueva cortina un nuevo beso aúnmás intenso y largo, que demostraban la verdadera pasión que el joven sentia por su mucama.

-No pienso dejarte escapar más-

Lord Asriel
○ Joker Rank ○
○ Joker Rank ○

Mensajes : 95
Euros : 119
Fecha de inscripción : 01/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Purple Rose /restaurant

Mensaje por Dinah Lune el Jue Feb 02, 2012 5:33 am

¿En qué estará pensando Alex-sama ahora?

La mente de Dinah daba vueltas a varias posibilidades, las cuales se disolvían en el aire de la noche fresca y apacible. Un haz de luz, proveniente de la pálida luna en el cialo, entró al balcón, iluminándoles. El perfil de Alex, a contraluz, le resultaba extrañamente familiar y casi intoxicante, cual si pudiese alterar sus sentidos. Por un instante reconoció una sombra de un pasado quizás ni le jano ni cercano... pero no recordaba dónde le había visto.

Un nuevo beso de Alex le silenció justo cuando entreabrió sus labios para decir algo. Dinah se rindió ante aquello que ahora no entendía, pero que sentía íntimo y conocido... algo muy suyo, aunque no lograse entender cómo, porqué ni desde cuándo... quizás desde siempre.

Ella rodeó su cuello con sus brazos, acariciando con suavidad su negro cabello. Adoraba esa sensación, era algo tan magnético, tan atrayente... y su aroma...

Aquella dulce esencia le encantaba, y cual abeja a la miel deseó probarla de sus labios, impregnarse de ella.

Fué el rítmico sonido del campanario del reloj de la torre del colegio lo que finalmente la devolvió a la realidad. Frente a ella estaba Su Amo, el heredero de la respetable familia Lanuit, un joven al que debía servir. Y ella, aún ataviada de lujo y hermosura, no era más que una Maid disfrazada de señorita... algo que no iba para nada con su condición. Soltó a Alex y retrocedió. Decidió no interrumpir la cita demasiado abruptamente, así que cenó en silencio, sentada frente a él, mirando en dirección al colegio.

Cuando él le preguntó por su cambio de actitud y la preocupación reflejada en su rostro, ella eligió decirle sólo un poco de toda la verdad, para no tener que mentirle.

-Se acerca la hora del toque de queda y es necesario volver al colegio. Seguramente hay deberes y otras cosas que requerirán de la atención de ambos temprano por la mañana.-

Trató de ser sutil, incluso de actuar con naturalidad... pero lo cierto es que su conciencia la devoraba por dentro. Su sentido del deber y el honor le impedían sentirse a gusto con enregarse deseosa a los deseos imposibles de si Amo, y aún así, seguía aquella duda del porqué le era tan natural -incluso tan sencillo- en perderse entre sus brazos, sabiendo le estaba absolutamente prohibido.

Bebió un poco de vino, tratando de borrar de sus labios aquel embriagante y delicioso sabor de sus labios, pero en lugar de ello sólo logró acentuarlo, logrando que le afectase un poco y ruborizándose a cause de ésto.

Creo que no debo beber cuando estoy así de alterada... será mejor que apresure a mi Amo y regresemos cuanto antes al colegio... necesito tiempo para pensar. Necesito estar a solar y poder... desenmarañar todo esto...

Mientras pensaba en esto y en la posibilidad de que Alex le pidiese durmiera de nuevo a su lado, se volvió taciturna, silenciosa y enigmáticamente reflexiva, cual si se hubiese perdido en el abismo al interior de su atribulada mente. Jugaba distraídamente acariciando el borde de su copa con la yema de su dedo índice.

Dinah Lune
✾ A Rank Maid ✾
✾ A Rank Maid ✾

Mensajes : 362
Euros : 127
Fecha de inscripción : 30/11/2011
Edad : 22
Localizacion : Mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Purple Rose /restaurant

Mensaje por Lord Asriel el Mar Feb 28, 2012 5:29 pm


Las velas casi se apagaron por un repentino soplo de viento que invadió de pronto la tranquilidad de ese balcón, y con el polvo se llevo una más de las mascaras de Alexander, amaba la obscuridad y la penumbra; y como a muchas otras cosas las amaba más de lo que debería y le era permitido.

Los ojos hermosos y entrecerrados de Dinah le recordaban a un gato adormilado y le rompieron el corazón, el tono sonrojado por la bebida que le hacia mostrar una expresión seductora e inocente, robaron su alma; tuvo que acercarse y rodearla con sus brazos como si custodiara un precioso tesoro... pero a su vez simplemente la deseaba, era como un león frente a la mas hermosa gacela de la sabana atrapada en un arbusto, pero su calidez lo hizo recuperar la cordura y reconocerle como la dama que era.

Después de todo sería un crimen destruir tan compleja sinfonía con sus desastrosos y violentos tambores que serian sus amores, así que conteniéndose hasta la médula solo acaricio pausadamente sus hombros para desnudar su cuello y en el obsequio una suave mordida que se serenaría en un beso

Dinah apenas se resistió dejando escapar un par de susurro y sin más callo dormida en los brazos de Alex quien en un gesto silencioso para no despertarle hizo llamar un taxi y traer la cuenta...

La cargo entonces contra su pecho y sin más le llevo al taxi -Debió ser un largo día, perdóname por ser un amo tan exigente Dinah -chan-

Dentro del vehículo y camino st Lucia Alex no pida quitarle los ojos de encima, eventualmente acariciaba su cabeza y le sonreía con gran dulzura, tantos eran sus cuidados que el conductor quiso preguntar ¿quién era ella?, pero Alex se alelando y dijo de manera convencida -es mi prometida-

La cargo aún por los pasillos del instituto sin vergüenza y la llevo a su habitación, la recostó sobre su cama y cubro con una manta, pero antes de partir puso un anillo de compromiso en su mano y salió de su habitación de manera apresurada, porque sabía que de lo contrario quizá nunca la dejara.

Lord Asriel
○ Joker Rank ○
○ Joker Rank ○

Mensajes : 95
Euros : 119
Fecha de inscripción : 01/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Purple Rose /restaurant

Mensaje por Dinah Lune el Mar Feb 28, 2012 8:27 pm

La bebida había sumido a Dinah en un suave estupor. El confort y calidez del contacto de Alex la habían relajado. Fué el suave éxtasis de aquella mordida convertida en beso lo que derrumbó las defensas de Dinah. Terminó por quedarse dormida en un sueño lo suficientemente ligero como para sentir las caricias de Alex y sus brazos alrededor de ella.

Alcanzó a escuchar entre sueños la voz de Alex llamándole su prometida. Esta vez, en lugar de escandalizarse -como normalmente lo habría hecho de estar despierta- sonrió con suavidad y se acercó para abrazarse al pecho de su Amo.

Cuando sintió que Alex la depositaba con sumo cuidado sobre su cama, exhaló un débil suspiro que tenía un sonido de ligera nostalgia. Al sentir cómo Alex colocaba algo en su dedo, comenzó a despertar, mas no abrió los ojos ni dió muestras de estar alerta, para escuchar con atención las palabras de su amado amo... Al sólo escuchar sus pasos alejarse de ella y cerrar la puerta que los separaba, su corazón comenzó a latir deprisa. Se sentía ansiosa e inquieta.

Se revolvió en su cama, dando vueltas. No podía dormir. Sentía una curiosa y ligera opresión en el pecho. Decidió levantarse. Se encaminó hacia su ventana para mirar la luna, como siempre hacía cuando buscaba algún consejo que no podía pedirle a nadie en particular. En un breve diálogo sin palabras, en medio del silencio de la noche, tomó una decisión abrupta e intempestiva, como la flama de su carácter.

Miró una vez más la alegre sonrisa blanca de aquella luna creciente y sonrió a pesar de sus propios nervios. Abrió con cuidado la puerta que separaba su habitación de la de Alex y fué entonces que notó el hermoso y elegante anillo de compromiso. Muy a pesar de lo que el decoro y las reglas dijeran, en ese momento decidió lucirlo siempre y con orgullo. Su corazón se había decidido, muy a pesar de lo que a su mente le pareciera o no razonable, y no había marcha atrás.

Se acercó a la cama de Alex y sin darse la oportunidad de pensar en excusa alguna que la previniera de hacer lo que haría, abrió las cobijas y se metió bajo las sábanas, dando de frente a la tenue penumbra que la ventana de aquella habitación dejaba entrar.

Dinah había decidido aceptar tanto el amor de Alex como su propuesta de matrimonio. Había reconocido en aquel instante de ansiedad la fuerza y la intensidad del amor que le unían a él y había reconocido la eternidad que duraría aquel sentimiento. Sólo alguien demasiado alejado de sus sentimientos y de la que es obvio no podría haberlo aceptado. Y ella no podía huir de lo que sentía- Se sabía correspondida y haría lo que fuera para hacerle feliz.

A diferencia de otras chicas, Dinah no necesitaba de formalidades ni compromisos. Su corazón sabía el vínculo que los unía a Alex y a ella, y eso simplemente le bastaba. Por fin, en aquel lugar, pudo sentirse de nuevo cómoda y relajada, y contenta, habiendo tomado por fin una decisión -que cambiaría por siempre todo en su vida- durmió tranquila y con una sonrisa en los labios.

Fuera lo que fuere que sucediera después... ella jamás volvería a negarle algo a su amado Amo.

Dinah Lune
✾ A Rank Maid ✾
✾ A Rank Maid ✾

Mensajes : 362
Euros : 127
Fecha de inscripción : 30/11/2011
Edad : 22
Localizacion : Mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Purple Rose /restaurant

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 10:26 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.