Conectarse

Recuperar mi contraseña

____________________________
Estacion: Verano
Institutos: De Vacaciones
____________________________
Elite
Últimos temas
» Ficha de Neaya
Miér Ene 02, 2013 9:54 pm por Neaya

» Himitsu no pettoakademi [Elite]
Miér Ene 02, 2013 5:14 pm por Invitado

» Aviso de Code Geass: Endless Dark
Mar Dic 11, 2012 4:42 pm por Invitado

» Anime Rol [Élite] Reapertura
Jue Oct 25, 2012 9:30 pm por Invitado

» Humanoid City {Recién Nacido - Elite}
Jue Sep 13, 2012 2:17 pm por Invitado

» Yu Yu Hakusho Rol {Élite]
Miér Sep 12, 2012 9:59 pm por Invitado

» Black Rose Dimension [Elite]
Sáb Sep 01, 2012 6:53 pm por Invitado

» XXXWorld [Élite]
Miér Ago 29, 2012 1:22 am por Invitado

» Fairy Tail Sekai { Nuevo Foro - Recien Abierto } { Normal }
Sáb Ago 18, 2012 1:48 pm por Invitado

Créditos
Creative Commons License
St. Lucia & St. Marcus Academy by Angeline Durless & Chrome Astarte is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at st-lucia.foroes.org.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://st-lucia.foroes.org/.

Hajimemashite~❤

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Hajimemashite~❤

Mensaje por Amane Mika el Lun Abr 16, 2012 8:11 am

Todo estaba preparado. Al fin y al cabo, ya no había marcha atrás. Hoy era el día en el cual, tendría que abandonar la casa familiar tan solo para no estropear más las relaciones de ahí. Fuera bromas, aquello era una situación de emergencia. Le daban ganas hasta de patalear de la rabia, y si no fuese porque todas las miradas estaban puestas encima de ella, lo hubiese hecho ciertamente. Miró un poco hacía los lados fuera de su habitación. No había nadie. ¿Qué intentaba, escaparse? De todas formas era demasiado temprano para que alguien la viese. Sus pasos rápidos tan solo dejaban atrás la fantasmagórica huella de su kimono hondeando en el viento. Había llegado al jardín. Ahí había una estatua que recordaba a aquel que ya no estaba, su hermano mayor. Sus manos se pasearon por la misma. - Onii-san... - susurró la joven al recordar todo lo que había pasado, o más aún, todo aquello que ella misma había pasado después de todo ese incidente del que nadie quiere contar nada. Puede que estuviese ahí durante horas. Quién sabe, al fin y al cabo no era cualquier día normal, si no que era justo el aniversario de aquel deceso. Sabía que no era fácil para sus padres, pero para ella, aunque ese hermano fuese mayor y casi desconocido, tampoco es que fuese fácil. Desde entonces, todas sus responsabilidades habían caído encima de la joven. Estaba claro que no cualquiera podía hacer frente a ello, pero quería pensar que ella podía hacer más que lamentarse. Por eso, antes de llorar, la joven se lo aguantaba. Así había sido desde que cumplió los cinco años.

La voz suave de la mujer que había sido su 'nana' se escuchó de fondo. Sus manos calientes llevaron la cabeza de la joven a su vientre, y empezó a acariciarle el pelo. La muchacha abrazó por la cintura a la anciana. Era la única persona con la cual aún guardaba signos de debilidad, su nana. Las palabras parecían sobrary lo mejor es que esto no era cuestión de otro de los deberes de Takeshi, si no que este se había convertido en su deber. Como si ser una Yamato Nadeshiko no lo hubiese podido aprender en casa con las empleadas, sin embargo querían deshacerse de ella. Suspiró ligeramente. - Es hora de vestirse, ojou-sama. - su voz dulce se alejaba cada vez más mientras la estaba. Estaba desganada. Realmente, no tenía ninguna gana de ir, pero era lo que tocaba. Ahora tedría que vestir un uniforme nuevo. Sus pasos se encaminar al dormitorio, donde se colocó el nuevo uniforme de falda a cuadros marrón, y ese horrible lazo del cuello que siempre lo había odiado en todos los uniformes. Sin embargo, era lo que tocaba. Lo curioso es que lo que le preocupaba no era exactamente su estadia en dicho internado, si no el hecho de que tendría que tener un mayordomo de ahí. Por lo visto era una academia para ambos sexos, sin embargo cada sexo tenía su lugar predefinido. Mientras que las chicas eran instruidas en como debían comportarse en sociedad, el mayordomo era instruido en las artes del servicio. Su madre también lo había dicho. ' Un buen mayordomo es aquel que siempre está contigo, que te comprende y sabe guardar tus más íntimos secretos'. ¿Era algo así como un confidente? ¿Un aliado? No entendía poque no podía quedarse con ella Genji, el mayordomo mayor de la familia. Al fin y al cabo, había sido como un padre para ella.

Genji hablaba de que un mayordomo tiene que estar dispuesto a entregar la vida a aquella persona, que cuando uno decide hacerse mayordomo, se olvida de él mismo y se encarga de su ama, que un hombre que decide tomar ese camino, debe ser muy poco egoísta y muy modesto. También mencionó algo de ' Debe saber amar en silencio'. ¿Qué diantres? Cada vez entendía menos de lo que se trataba eso. El desconocido se supone que seguramente debió estudiar en la academia durante un tiempo, así que sabría perfectamente los deberes y los principios y sobre todo, no podría incomodarla. Eso estaba bien saberlo, dentro de lo que cabía, ella solo necesitaba terminar todo hasta la edad que sea y luego salir de ahí cagando leches. Se miró al espejo. Impecable. El pelo en una coleta alta, pareciéndo así más ordenada aún. Bajó las escaleras. Desprendía un ligero aroma de flores de cerezo, un perfume hecho exclusivamente para ella por una diseñadora famosa. No importaba, de todas formas. El dinero para dicho proyecto había salido del bolsillo de su padre. Abajo seguramente estaría él. ¿Quién sería? ¿Cómo sería? No quería ni pensarlo. El salón enorme y lujoso conectaba con la planta de su habitación mediante una enorme escalera de caracol. Se paró a mediados. No quería ir. Realmente... quería quedarse en casa. Suspiró ligeramente y volvió a emprender su camino, esperando que aquello no fuese muy difícil. Que no fuese tan plagado de desgracias como hasta ahora. Que todo fuese mejor. Desde allí podía oír el sonido del helicóptero en el jardín que les iba a transladar hasta ahí. Ya no había vuelta atrás. Bajó el último escalón mirando al piso. Hizo una ligera reverencia japonesa y levantó la mirada. - Amane Mika desu - murmuró sin emoción alguna.

Amane Mika
● Ombra Rank ●
● Ombra Rank ●

Mensajes : 8
Euros : 15
Fecha de inscripción : 03/04/2012
Edad : 21
Localizacion : St. Lucia~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hajimemashite~❤

Mensaje por Hijikata Toushirou el Dom Abr 22, 2012 11:34 am

Me encontraba haciendo las maletas, como muchas veces, antes... atras había hecho. Esta vez a diferencia de las otras, sabía a donde me dirigía. Salía de aquella academia, jaula de enormes dimensiones o como cada uno quisiese llamarlo. Pero no me iba cabizbajo, lo hacía con la cabeza en alto, pese a ser uno de los problematicos aspirantes a mayordomos de ahi, salí como una promesa, mas por el hecho de haber sabido sobrevivir. Había aprendido, había convivido y había salido. Ahora se me podía... denominar mayordomo. ¿De quien sería? El señor al que tanto aprecio tengo me dijo que antes de conocer a esa persona, el debía hablarme de esa persona. Le debía a ese hombre todo.

Al cabo de un tiempo se me podía ver en una amplia sala, entrando tras tocar. No hacían falta presentaciones, ni formalidades, el mismo lo había dejado claro tiempo atras, el siempre quería que estuviese a gusto, y sabía que las formalidades eran como un pequeño incordio para mi. Giró el hombre, con su peculiar kimono negro, vistoso. Sujetando un shinai. Su faceta seria desaparecio para mirarme amigablemente, esbozando amplia sonrisa.
-Toushiro... deberías cortarte el pelo.- No me sobresalté ni nada, solamente alcé mi vozarrón y me crucé de brazos dejando caer la maleta.

Tanto tiempo fuera y solo te fijas en mi pelo.

No hacía falta decir mas, rompimos en risas. Había empatía entre nosotros, una conexión que nunca logré entender. El me comprendía, no hacía falta que hablasemos. Quise decirle algo, pero no, me lanzó un shinai. Oh, la escena acababa con un determinado Toushirou alzando sobre su cabeza el shinai y dando un golpe al aire.

Media hora despues, estaba en un amplio y enorme salon. Había amplios escalones en forma de caracol que conectaba con la otra planta, no me fije mucho en la decoración, solo me tocaba la tirita que llevaba encima del pomulo derecho y procuraba ajustar perfectamente la coleta de mi largo pelo frente a un espejo. Cuando escuché a alguien bajar simplemente giré la vista, lejos de ponerme en posición... si, esa posición tan señorial miré de reojo a quien bajaba.
Una... niñata. Aproveché el hecho de que solo estabamos ambos y esta se presentaba con un tono que no me agradaba.

Mira, niña. Soy Toushiro Hijikata, apartir de hoy soy tu mayordomo, no tu perro ¿Entendido? Y ahora nos vamos, que hay camino y tengo ganas de encenderme uno.

Seguro que aquellos que me instruyeron como mayordomo, si en ese preciso instante me estuviesen observando harían algo como... Un extreme facepalm.

Hijikata Toushirou
✼ B Rank Butler ✼
✼ B Rank Butler ✼

Mensajes : 5
Euros : 10
Fecha de inscripción : 04/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.